Embajadas

Azerbaiyán, a 30 años del “Enero Negro”

En un comunicado, el embajador azerbaiyano en México recordó el suceso que marcó al país euroasiático y que acabó con la vida de más de 150 civiles por parte del ejército soviético

Luis Felipe Hernández Beltrán

Ciudad de México, 21 de enero de 2020.— Fue el 20 de enero de 1990 cuando Azerbaiyán vivió el capítulo más triste de su historia al que muchos analistas e historiadores mundiales refieren como “Enero Negro”.

En un comunicado, Mammad Talibov, embajador de ese país euroasiático en México, recordó el suceso:

“El 20 de enero de 1990, casi dos años antes del colapso de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), los líderes soviéticos ordenaron un ataque militar a gran escala contra los civiles en la capital de Azerbaiyán, Bakú. Intentando preservar el alguna vez poderoso imperio comunista mediante la masacre de civiles, el Kremlin en realidad condenó cualquier esperanza que quedaba de salvar el régimen.”

En su texto, el diplomático azerbaiyano señaló que ese acontecimiento generó el asesinato masivo de unos 150 civiles desarmados, incluyendo mujeres, niños y ancianos de parte del ejército soviético.

“En enero de 1990, impactados y horrorizados por los trágicos eventos en Bakú (capital de Azerbaiyán), azerbaiyanos se habían reunido enfrente de la misión de Azerbaiyán en Moscú. Todos los participantes de las protestas recuerdan al antiguo miembro del ex-Politburó y al funcionario azerbaiyano de más alto rango en la Unión Soviética, Heydar Aliyev (posteriormente, presidente de Azerbaiyán del 10 de octubre de 1993 al 31 de octubre de 2003), uniéndose a los protestantes en Moscú”, continúa la misiva, en la que se recuerda también a Aliyev como “autoridad y líder de Azerbaiyán independiente”.

Si bien Azerbaiyán ya superó aquel rojo capítulo, queda como homenaje a las víctimas el monumento conocido como “Memorial de los Mártires” en la ciudad de Bakú, al que cada 20 de enero acuden miles de azerbaiyanos a honrar a los mártires de 1990.

“Después de todo, mucho de lo que se da por sentado, ya sea la nación independiente o incluso la habilidad de poseer la bandera de su propia nación, ha sido ganado pagando un precio muy alto. Durante tres décadas mucho ha cambiado y Azerbaiyán hoy en día se mantiene firme de pie como un líder regional”, finaliza el embajador Talibov en su misiva.

Azerbaiyán logró su independencia definitiva de la entonces URSS el 31 de agosto de 1991.

Países que nos están viendo