Especial

Blanca Santa María, valioso legado de experiencia

Definir la palabra éxito resulta complejo, pues involucra distintas percepciones de autorrealización aunque, en general, este concepto se asocia a tres palabras clave: salud, dinero y amor.

En el caso de Blanca Santa María, fotógrafa comercial y valiosa mujer que compartió con Protocolo su experiencia de vida, el éxito profesional apareció como un golpe de suerte: «comencé realizando trabajo editorial, que no tiene nada que ver con lo que hago en la actualidad y, por un golpe de suerte, conocí –hace 20 años– al editor de la revista Vogue México, y obtuve mi primera oportunidad como fotógrafa comercial».

Blanca reconoce que entró por la puerta grande haciendo moda y permaneció por muchos años, donde adquirió gran experiencia, se relacionó con innumerables modelos, maquillistas, coordinadores, accesoristas y diseñadores de ropa, que en ese entonces ya eran una institución.

Al reflexionar sobre su trayectoria profesional y personal, Blanca reconoce que ha tenido gran suerte en la vida, se considera agraciada por Dios, ya que las oportunidades se le presentaron solas y nunca tuvo que tocar puertas, lo cual –aseveró– «no quiere decir que no realice cada día mi mejor esfuerzo».

La fotógrafa afirmó que en el ámbito de la fotografía comercial no existe ningún tipo de discriminación para la mujer, de hecho considera que tienen mayor sensibilidad para realizarlo que los hombres, además de que es una carrera muy gratificante y de muy larga permanencia, no hay límite de edad siempre que se tenga buena vista y movilidad física.

Lo más importante: «mi familia»

Se considera una mujer con gran ímpetu, pasión, carácter y sensibilidad. «Yo creo que como mujer no puedo perder la objetividad y dejar de valorar que gran parte de lo que soy y tengo es gracias a mi esposo, que siempre me apoyó en mi formación profesional, y a la suerte que Dios me dio cuando nací», subrayó la fotógrafa.

Para Blanca Santa María, el éxito consiste en definir sus prioridades de vida: en primer lugar está mi familia y después el trabajo. Considero que gran parte de los problemas que hoy en día enfrenta la sociedad tienen que ver de forma directa con el pago que tuvo que hacer la mujer para poder sobresalir, por ser igual, por pelear y defender su trabajo, el cual si bien es muy honesto y valioso no debe hacernos perder de vista lo realmente importante y primario que es la familia. El orden de las cosas es lo que hace que la mujer tenga ese éxito.

De la unión familiar de que disfruta Blanca ha derivado el buen desempeño en su profesión; se siente afortunada de poder realizar el trabajo que le gusta y ha logrado establecer un estudio fotográfico muy grande y completo.

Blanca Santa María, esposa y madre ejemplar, que como profesional ha cautivado con su trabajo a las mejores marcas de ropa, es una mujer de éxito que ha sabido ordenar sus prioridades conforme a sus necesidades personales, por lo que su aportación es valiosa como base para reflexionar el camino que las mujeres de hoy quieren seguir para lograr el tan anhelado triunfo.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo