Especial

Reino Unido y México, compromiso de cooperación y respeto

Las relaciones bilaterales entre el Reino Unido y México se caracterizan por un compromiso mutuo de cooperación y respeto.

En los últimos años, el comercio entre ambas naciones ha crecido a niveles históricos, y esto ha contribuido a desarrollar otros aspectos de la relación entre los dos países.
En entrevista con Protocolo, el embajador de Gran Bretaña en México, Adrian Charles Thorpe, expresó que si bien las relaciones bilaterales de su país con el nuestro daban relevancia al sector comercial, hoy en día éste camino solo y los esfuerzos de la representación británica están dirigidos a impulsar otro tipo de proyectos como los culturales y educativos.

«La relación entre México y Reino Unido es más compleja y amplia. Existen nuevos aspectos de la relación que se están desarrollando en este momento, esto gracias a que los resultados en el área comercial son muy satisfactorios:
«El Reino Unido es el mayor inversionista extranjero en México, después de Estados Unidos, y el primero en el TLCAN. La inversión británica acumulada en la República Mexicana, por aproximadamente 450 compañías, asciende a ocho mil millones de dólares.»

Y aunque las relaciones comerciales entre los dos países son cada día mejores, éstas no se descuidan pero sí se trabaja intensamente en otras vertientes.
Asistencia británica

El gobierno británico desarrolló un esquema de cooperación con México por medio del Ministerio de Desarrollo Internacional. Este novedoso concepto parte de la idea de que el fortalecimiento de la democracia, el desarrollo económico ecológicamente sustentable y la erradicación de la pobreza en el mundo, son las tres herramientas que garantizarán un siglo XXI libre de los conflictos que caracterizaron al anterior.

Este tipo de cooperación internacional es uno de los ejes centrales de la política exterior británica, la cual se adapta a las necesidades de pobreza y desigualdad que enfrenta cada país.

En el caso de México, el gobierno británico cuenta con tres fondos destinados principalmente a las organizaciones civiles que se dedican al combate de la pobreza y a elevar el nivel de vida de los grupos sociales en desventaja:
1. Esquema de cooperación México-Gran Bretaña. Este fondo tiene como objetivo la inversión en organizaciones y actividades que normalmente quedan fuera de los esquemas de financiamiento gubernamentales más comunes, pero que tengan un impacto inmediato y notable en el nivel de bienestar de un grupo en desventaja.

El financiamiento se otorga a aquellas organizaciones civiles y, en ocasiones, a instituciones gubernamentales, que presentan proyectos de alto impacto. Se da preferencia a aquellos proyectos que requieran de capital físico para poder iniciar, como computadoras o vehículos, construcción o remodelación de inmuebles de servicios, impresión de material didáctico, etcétera.

2. Fondo de proyectos ambientales. A pesar de tratarse de un fondo para actividades ecológicas, tiene un importante componente de combate a la pobreza. Dos de las áreas prioritarias de este fondo son las actividades que garanticen un uso sustentable de algún recurso natural y que promuevan y justifiquen la designación de un sistema como área protegida.

3. Fondo de sociedad civil. Es exclusivo para organizaciones civiles, no lucrativas, que se dediquen a ofrecer y a organizar opciones novedosas en el combate a la pobreza, y se le da preferencia a los derechos de los grupos sociales en condiciones de pobreza. Los proyectos para este fondo deben contener un alto grado de componentes de organización y educación.

Educación y Cultura

El reconocimiento del valor del capital humano, así como el nivel educativo de las universidades británicas convirtieron a este país en un importante centro de educación superior para estudiantes de todo el mundo. Universidades como Oxford y Cambridge son conocidas mundialmente como centros de excelencia académica.

La embajada británica en México no trata aspectos educativos, culturales ni científicos, pues para ello existe el British Council, organismo dependiente del gobierno británico que, mediante el programa British Chevening Scholarships de la Foreign and Commonwealth Office, permite que jóvenes mexicanos sobresalientes puedan contar con un promedio de 100 becas por año.

Adrian Thorpe sostuvo que gracias a este y otros esquemas de educación, en el Reino Unido estudian alrededor de mil 400 mexicanos, quienes han logrado o están por alcanzar grados de maestría y doctorado.

Asimismo, el embajador aclaró que de esos mil 400 estudiantes, 300 están becados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), 100 por el gobierno británico y el resto, es decir, mil estudiantes, reciben el apoyo de sus propias familias.

El diplomático dijo sentirse orgulloso de que tantos mexicanos elijan Gran Bretaña como el país de sus estudios superiores o de posgrado. Y consideró que parte del éxito de este programa se debe a la realización de Edubritania, foro que desde hace tres años reúne en México a diversas universidades de aquel país europeo para promover sus planes de estudios.

Desde hace algunos años, artistas provenientes de Gran Bretaña han participado en dos de los más reconocidos festivales culturales que cada año se realizan en México: el Festival del Centro Histórico, en la Ciudad de México, y el Festival Internacional Cervantino, en Guanajuato.

Asimismo, la embajada británica desarrolló un programa para impulsar las relaciones culturales entre ambos países, el cual consiste en patrocinar a algunos artistas mexicanos para que con su arte expongan o se presenten en sitios culturales del Reino Unido.

Comercio y desarrollo

A juicio del diplomático, un país como México que tiene la posibilidad de establecer relaciones de libre comercio con otras naciones, puede forjarse una situación y desarrollo prometedores. «Creo que México, en el campo económico, va a continuar con una política de convertirse en una isla de libre comercio y para los británicos es muy importante participar de esa tendencia.»

Las inversiones británicas en México se han dado en todos los campos, sin embargo, las industrias electrónica y automotriz han recibido mayor impulso. Algunos de los esfuerzos en ese campo se centran en intercambio tecnológico y de conocimiento entre ambos países, joint ventures.

En marzo pasado, la Secretaría de Economía Británica (DTI, por sus siglas en inglés) encabezó en México un seminario denominado El vehículo del 2020, el cual tuvo el propósito de identificar oportunidades de inversión que generen comercio entre ambos países.

La similitud –señala un boletín de prensa de la embajada británica– entre la industria automotriz del Reino Unido y la de México son notables. Ambas tienen una fuerte base de proveedores, donde la inversión extranjera participa en forma importante, a la par de una industria local competitiva.

El propósito de estos seminarios –explicó el embajador– es dar a conocer cómo va a desarrollarse la industria automotriz del futuro e identificar a aquellos países, como México, donde se puedan aplicar estas tecnologías, lo que también se traducirá en inversiones.

El intercambio de experiencias es múltiple entre los dos países, los británicos han sabido cuidar y fomentar su relación con México, la cual ha sido favorable tanto en el ámbito gubernamental como en el empresarial y en el público.

Semblanza curricular

Embajador Adrian Charles Thorpe
Profesión: Diplomático de carrera graduado de la Universidad de Cambridge
Fecha de nac.: 29 de julio de 1942.

Entregó sus cartas credenciales el 16 de marzo de 1999, al entonces presidente Ernesto Zedillo.

Estado civil: casado con la señora Miyoko Kosugi.
Experiencia profesional:
• Embajador de Gran Bretaña en México (1999 a la fecha).
• Embajador de Gran Bretaña en Manila (1995-1998).
• Ministro Consejero en Tokio (1991-1995).
• Alto Comisionado Adjunto en Kuala Lumpur (1989-1991).
• Jefe de la sección económica en Bonn (1985-1989).

Comentar

Comente

Países que nos están viendo