Especial

Spas: fuentes de belleza, relajación y tranquilidad

En la actualidad, el estrés y las presiones de la vida cotidiana son la causa de que muchas personas requieran de ciertos cuidados no sólo físicos sino también espirituales; por ello, cada día los spas tienen mayor presencia pues ahí se conjugan tradiciones milenarias con la ciencia más avanzada en la búsqueda del bienestar personal.

La misión principal de estos sitios de relajación y tranquilidad es coadyuvar a la recuperación de la salud, así como la armonía entre el cuerpo y la mente, mediante una jornada en la cual se ofrecen diversas opciones que van desde la actividad física, masajes, cuidados de la piel, baños de calor, hidromasajes, jacuzzi, desayuno o merienda saludable, hasta una entrevista privada con personal calificado en materia nutricional.

En algunas ocasiones estos sitios ofrecen paquetes de un solo día que constan de diversos servicios, entre los que destacan: infusión de bienvenida; personal especializado en el gimnasio para montar una rutina de ejercicio; diagnóstico de la piel; baño de vapor, así como diversos tratamientos de acuerdo con las características físicas del cliente.

Es tan amplia la gama de posibilidades que en algunas ocasiones y con la ayuda de la tecnología se ofrecen terapias que hace algunos años aún se desconocían.

Una de ellas, llamada talasoterapia, consiste en la utilización simultánea de agua de mar natural con algas marinas. La captación del agua se realiza a más de 700 metros de la orilla y a una profundidad de 10 a 12 metros, posteriormente se esteriliza con rayos ultravioleta a fin de garantizar un perfecto mantenimiento de su equilibrio y la total ausencia de gérmenes patógenos.

Sin embargo, en otros sitios se conjugan los masajes relajantes y reductivos con diversos tratamientos de aromaterapia y reflexología, por medio de los cuales con hierbas y esencias de flores y aceites se consigue una sensación de bienestar y paz espiritual.

Sobre la aromaterapia, cuenta una leyenda que una princesa polaca consiguió al hombre de sus sueños, a pesar de superar los 40 años, luego de realizar un ritual de siete baños con esencia de romero.

Existen muchas anécdotas en este sentido, pero también casos más creíbles como el del doctor René-Maurice Gastefosé, conocido como el redescubridor de la «moderna» aromaterapia, quien se curó con esencia de lavanda una mano en la cual había sufrido de graves quemaduras.

Por lo que se refiere a la reflexología, ésta se remonta a la época de los egipcios y se dice que ellos consideraban que en ciertas zonas de las manos y de los pies se pueden estimular algunas glándulas y con ello aliviar diversas dolencias.

Mente sana en cuerpo sano

A pesar de los diversos tratamientos de belleza y masajes terapéuticos que se puedan realizar, la mayoría de los spas cuenta con médicos especializados en nutrición, quienes recomiendan una dieta balanceada, ya que la belleza física es un reflejo de nuestro interior.

Algunos de estos centros ofrecen diversas posibilidades para el cuidado de la piel, entre los que se destacan la envoltura con algas y barro verde, masaje corporal, aromaterapia, reflexología y digitupuntura que es una variante de la acupuntura, la cual consiste en colocar diversas agujas en ciertas zonas para aliviar algunos malestares.

Otro paquete consiste en un tratamiento de barro rojo en todo el cuerpo, acompañado con pétalos de rosas, los cuales son exfoliantes de la piel, así como un masaje corporal, aromaterapia y reflexología.

Existen también tratamientos basados en cambios diversos de la temperatura del agua, baños de burbujas, hidromasaje submarino automático e hidromasaje manual, así como el llamado ducha jet que consiste en un masaje intenso en profundidad para tonificar y estimular la circulación sanguínea y el metabolismo muscular, extremadamente útil en el tratamiento de contracturas musculares, celulitis e insuficiencias vasculares.

Por lo que se refiere a las algas, no se puede negar su poder reductivo, por lo que son comunes los masajes con estas plantas disueltas en agua de mar, con lo que se forma un gel que se aplica en todo el cuerpo y por medio de calor se logra exfoliar la piel y quemar grasa.

Asimismo, se ofrecen también cabinas de masaje, baños de vapor con hierbas aromáticas, vibrosauna y presoterapia que consiste en la presión de diversas zonas del cuerpo que en combinación con la crioterapia –aplicación de vendas frías– logran además de bienestar y tersura en la piel, la reducción de medidas.

Sitios y costos

La mayoría de las veces la gente piensa que la visita a un spa requiere de mucho tiempo, quizá tanto como unas vacaciones en la playa y una gran inversión o algunas veces se cree que es necesario trasladarse a un lugar apartado de la civilización para estar en estrecho contacto con la naturaleza.

Sobre los tratamientos y sus costos, existen paquetes básicos, planes de un día e incluso una lista de servicios a la carta cuyos costos van de acuerdo con las necesidades de cada persona y su presupuesto.

Por ejemplo, un paquete ejecutivo que incluye masaje y ducha relajante, hidromasaje herbal, limpieza facial, cepillado exfoliante, masaje de cuello, cabeza y espalda, limpieza facial y uso de instalaciones como cancha de tenis, piscina, tiene un costo aproximado de cuatro mil 500 pesos, y una estancia de tres días y dos noches.

Sin embargo, para las personas que sólo cuentan con un día para cuidar su cuerpo y disfrutar de diversos servicios se han diseñado paquetes en los cuales pueden contar con tratamientos envolventes y relajantes, cepillado exfoliante, ducha relajante, faciales hidratantes y tratamientos anticelulíticos; el costo de algunos de estos tratamientos va de los mil 150 a los mil 800 pesos, sin que se incluya alimentación ni hospedaje.

Por lo que se refiere a la ubicación de algunos de estos sitios, se pueden mencionar varios en la zona de Polanco, en la ciudad de México, así como en Atotonilco El Viejo, a 12 kilómetros de San Miguel Allende, Guanajuato, y en San Pedro Zimapán, Hidalgo.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo