Especial

Un mosaico de ensueño

Con 1,600 kilómetros de litorales, la República Dominicana ofrece una experiencia cultural excitante y exclusiva que cautiva los sentidos, ya que tanto el turismo dominicano como el internacional encontrarán diversas opciones para divertirse y gozar.

René Nicolás Contreras, director de la Secretaría de Estado de Turismo y representante de la oficina de Turismo para Colombia, Bolivia, Perú y Ecuador, señala a Protocolo que los casi tres millones 500 mil visitantes que recibe República Dominicana provienen del extranjero, de los cuales 400 mil son turistas locales que viven en el exterior.

Sin embargo, estadísticas del Banco Central de la República, muestran que al cierre del año pasado, se registraron en promedio 20 mil turistas procedentes de México.

Alto nivel en su infraestructura

René Nicolás Contreras afirma que ahora el país se encuentra en un proceso de crecimiento acelerado, sobre todo en Punta Cana, donde su infraestructura hotelera se resume en 40 por ciento. De hecho, este destino compite con el Caribe mexicano, “aunque son productos con similitudes muy fuertes, pero a la vez tienen diferencias”.

Este destino anualmente presenta un crecimiento en sus habitaciones de 20 por ciento. El funcionario indicó que en un futuro cercano iniciarán operaciones tres o cuatro hoteles de alta gama, para un turismo premium, pues la mayor parte de su oferta la concentran los hoteles de cuatro estrellas, es decir, 70 por ciento.

Asimismo, en este tipo de destinos destacan los hoteles con el sistema de all inclusive, al igual que los llamados hoteles Boutique, los cuales se han desarrollado en distintos polos turísticos.

Uno de ellos es el Alta Vela Santory, un complejo que forma parte del proyecto de Cap Cana y está dirigido para un turismo elite de un alto nivel adquisitivo, así como los de la Rocoquí.

Estos megaproyectos están planeados para ser una especie de ciudad de alto estándar, pues se habla de que son inversiones millonarias donde la mayor parte del capital proviene del extranjero sobre todo de Norteamérica.

En general, la hotelería en República Dominicana se calcula en 68 mil habitaciones más los nuevos proyectos que están a punto de concretarse.

No obstante, se ha presentado, al igual que en México, un incremento del turismo de negocios, ya que entre ambos países existe un intercambio comercial estable, obviamente en la parte de las exportaciones, donde el segmento farmacéutico es el más beneficiado.

Nicolás Contreras puntualizó que en su país también está posicionado el concepto de ecoturismo, “contamos con dos destinos de montañas, y en este sentido se han desarrollado ranchos o haciendas que funcionan como receptivos, es decir, brindan todas las facilidades para el visitante, tanto comida, hospedaje y guías. Donde la mayor parte del turismo acude para observar aves”.

Motor de la economía

En términos generales, el sector turismo en República Dominicana se resume como el primer reglón de la economía nacional, “hablamos de unos 3,800 millones de dólares anuales por concepto de turismo. Este segmento compite muy fuerte con las remesas de parte de los dominicanos que viven en el exterior”, puntualizó el director de la Secretaría de Turismo.

La actividad turística en República Dominicana mueve todas las vías, desde la infraestructura hotelera hasta las microempresas se enfocan para brindar atención al visitante.

República Dominicana cuenta con actividades deportivas todo el año, una vida nocturna efervescente, tiendas inigualables, magníficos parques nacionales y casinos de fama mundial.

Y qué decir de sus impresionantes playas de fina arena blanca tipo talco, donde se pueden practicar actividades como el buceo, windsurfing, kiteboarding y la navegación, los cuales constituyen una manera emocionante de experimentar la belleza natural del dicho país.

Países que nos están viendo