Gourmet

Mezcal Oro Oaxaca, con sabor a mujer

Una mezcla perfecta entre el esfuerzo, dedicación, paciencia y sabor que combinan la cultura y tradiciones del estado de Oaxaca hecho por mexicanos

Revista Protocolo

Ciudad de México, 20 de marzo de 2020.— Casa Mezcal Oro de Oaxaca es una empresa 100 por ciento mexicana, se encuentra entre las más reconocidas productoras de mezcal en México. La fabricación de la bebida oaxaqueña se lleva a cabo artesanalmente, con la misma técnica y materias primas de hace más de 300 años, de tal manera que conserva su esencia, sabor y autenticidad.

Mezcal Oro de Oaxaca es el exquisito resultado de una mezcla perfecta entre el esfuerzo, dedicación, paciencia y sabor que combinan la cultura y tradiciones para llevar por los sabores y colores de este estado.

Creada por el maestro mezcalero José López Escobar, el mayor agricultor de agave y productor de bebidas destiladas en los años cuarenta, comienza con Oro de Oaxaca, una nueva historia en la industria del mezcal, logrando crear el auténtico balance entre el sabor y aroma que son cualidades que conserva hasta la fecha.

Para Oro de Oaxaca, las mujeres son una parte fundamental e importante en las etapas de elaboración, desde el cultivo y cuidado de los agaves, hasta el etiquetado de botellas, pasando por el proceso de fermentación y destilación, en donde gracias a su visión, creatividad y sensibilidad, las maestras mezcaleras se han venido desarrollando con éxito.

El 90 por ciento de su personal son mujeres comandadas por la directora general, Isabel López García, quien comparte: “Aquí todas desempeñan diversas labores dentro del palenque, envasadora, oficinas y en sus tiendas; cuyas vendedoras provienen de otras comunidades del estado, la empresa apoya a mujeres de todas las edades.”

Al ser una marca artesanal producida en su mayoría por mujeres, Mezcal Oro de Oaxaca tiene un toque femenino especial el cual deleita con un sabor exclusivo, cuidado desde el corte del agave, cocción de la piña, cocción del horno y el proceso que deja el molino egipcio logrando una producción artesanal, que cuenta con la minuciosa labor del maestro mezcalero, quien observa cuidadosamente cada paso de este proceso haciendo uso de sus sentidos, intuición y experiencia. Para concluir con la tarea descrita, transcurre, aproximadamente, un mes.

Oro de Oaxaca cuenta con tres tipos de mezcal: joven, añejo de cinco años en barricas de roble blanco francés, y el abocado. Al primero no se le somete al proceso posterior y es transparente; el añejo se mantiene por más de cinco años en madera, para que no le afecte la temperatura, humedad y luz; finalmente, el abocado contiene algo más que mezcal para dar sabor, es decir, puede contener gusano de maguey u otro elemento extra.

Cabe destacar que el producto que los distingue es el “Mezcal tradicional con gusano de maguey”, y que además cuentan con una variedad de productos entre los cuales se encuentran los 18 sabores de las cremas de mezcal.

Países que nos están viendo