Gourmet

Presenta Grupo Bornos sus etiquetas de vinos

Amantes del vino conocieron las etiquetas de Grupo Bornos por medio de una cena maridaje
Organizan convivio en un restaurante de la CDMX donde se maridaron las 10 marcas con platillos especiales

Revista Protocolo

En un conocido restaurante italiano de la colonia Roma Norte en la Ciudad de México, se realizó una reunión para presentar la variedad de vinos de Grupo Bornos, en la que se dieron a conocer diez etiquetas en una cata llena de historia y sabores extraordinarios que vienen de cultivos minuciosamente cuidados que logran aromas que perduran y distinguen a esta bodega.

El chef Julián Martínez creó un menú degustación para hacer el maridaje perfecto:

• Palacio de Bornos Verdejo – Tartar de lobina rayada con vinagreta de hinojo y alcaparra
• Palacio de Bornos Sauvignon Blanc – Atún cortado al cuchillo con aceite de humo y tapenade de aceituna negra
• Palacio de Bornos La Caprichosa – Crostini Vitello Tonnato
• Luz Millar – Foccacia con provolone ahumado y jitomate deshidratado
• Señorío de Sarria Crianza – Garganelli con ragú de pato y crumble de romero
• Guelbenzu Azul – Cavatelli mousse al ragú de rabo de res y gremolata de pecorino sardo
• Lleiroso Crianza – Ensalada de pulpo con papa, perejil y polvo de aceituna negra
• Guelbenzu Evo – Risotto con espárrago, provolone ahumado y guanciale
• Palacio de Bornos Frizzante Verdejo – Crostini de burrata con jitomate cherry y pesto de albahaca
• Palacio de Bornos Frizzante Tempranillo – Albóndigas de carne con salsa de tomate

La Bodega Palacio de Bornos ubicada en Rueda, Valladolid, España, nació en 1976 con una historia paralela a la denominación de origen. Con más de 40 años de trabajo y continua innovación, la bodega ha llegado a ser una de las más reconocidas de Rueda al tener presencia en los principales mercados de los cinco continentes.

En 1978 se convirtió en la primera bodega en elaborar vino espumoso aprovechando las cualidades de la variedad Verdejo, partiendo de un vino base monovarietal que aporta personalidad y carácter diferenciador con el método tradicional de elaboración resultando en un vino espumoso único y de la más alta calidad.

En la elección de las parcelas siempre ha primado la calidad de los suelos, llevando a cabo diversos análisis para conocer la estructura y asegurar que la planta se desarrollará en el medio más idóneo. Los viñedos se caracterizan por un subsuelo de ciertas características que permiten buena aeración y drenaje para el buen desarrollo de la vid.

Países que nos están viendo