Internacional

Israel, en la salud y en la enfermedad

El alcalde de Jerusalén, Moshe Lion, congrega a destacados líderes religiosos para rezar por la salud mundial

Revista Protocolo

Ciudad de México, 6 de abril de 2020.— El alcalde de Jerusalén, Moshe Lion, tomó la iniciativa de reunir a los jefes de todas las religiones para, en conjunto, participar en una oración por la salud de los pueblos del mundo que se han visto azotados por la crisis sanitaria mundial del COVID-19.

“El coronavirus ha causado muchas muertes en todo el mundo. No distingue entre religiones, países, naciones ni continentes. El peligro se cierne sobre todos nosotros y como tal, la responsabilidad recae sobre todos nosotros, sobre todos y cada uno de nosotros. Cada uno entregará una oración a su Dios; que todas las naciones sepan que el nombre de Dios es un Nombre”, mencionó Lion.

En la reunión participaron rabinos líderes de comunidades judías, así como jerarcas de la iglesia católica, el hinduismo, y las distintas congregaciones ortodoxas y musulmanas.

A pesar de las diferencias entre religiones e ideas por las que se rige Israel, en la reunión se hizo notar que en los tiempos difíciles, no hay distinción entre países, religiones o creencias y, fuera de ello, el trabajo hombro con hombro impulsa una mejora continua para todos.

Jerusalén fue testigo del acto de solidaridad, donde las oraciones se enfocaron en pedir por la salud de enfermos y mantener la esperanza de que el coronavirus llegue a su fin y con ello traer paz y tranquilidad para todos los hogares que se han visto afectados.

Durante todo el evento, cada uno de los presentes emitió una oración con el mismo fin.

Al finalizar, los participantes realizaron el canto “El que hace la paz en los cielos, que traiga paz sobre nosotros”.

Países que nos están viendo