Internacional

Tony Blair saldrá en junio de Downing Street

El primer ministro británico, Anthony Charles Lynton (Tony) Blair, anunció que el próximo 27 de junio dejará su cargo y saldrá definitivamente del legendario edificio de la calle Downing, con la convicción de que siempre “hice lo que pensé que era lo correcto para el país”.

En un discurso centrado en explicar la decisión de acompañar a Estados Unidos en la ocupación de Irak, el primer ministro británico señaló que “tomar decisiones es difícil. Todos dicen siempre: escucha al pueblo. Pero el problema es que no siempre está de acuerdo. Poner al país en primer lugar no siempre significa que sea lo correcto para la sabiduría convencional o el consenso prevaleciente; significa lo que genuinamente crees que está bien. La responsabilidad es actuar acorde con tus convicciones”.

Durante la lectura de su discurso en la localidad de Trimdon, ubicada en el distrito electoral de Sedgefield, donde el laborista inició su carrera política como diputado, en mayo de 1983, a la edad de 30 años, se mostró emocionado y casi al llegar al final, sus ojos se humedecieron tras justificar su decisión de apoyar las acciones bélicas emprendidas por el presidente George W. Bush en Afganistán, en 2001, y en Irak, en 2003.

“Decidí que deberíamos pararnos hombro con hombro con nuestro más antiguo aliado. Hice eso porque así lo creo. Así fue con Afganistán y luego con Irak, este último, amargo, controversial. Quitar a Sadam (Husein, presidente iraquí) y a sus hijos del poder, así como retirar al Talibán, culminó con relativa facilidad pero los efectos que hubo desde entonces de parte del terrorismo global y de aquellos elementos que lo apoyan, han sido fieros, no han cedido y han sido costosos. Para muchos, simplemente no valen la pena.”

En ese punto del discurso, Blair reconoció que hubo gente que no vio satisfechas sus expectativas y más adelante explicó que los hechos pueden ser vistos a través de lentes de diversos colores, al tiempo que la realidad puede ser dibujada en tonos de negro, gris y blanco.

“Pero les pido, con la mano en el corazón, que acepten algo: hice lo que pensé que era lo correcto para el país.”

Pese a que el discurso de Blair fue bien recibido en Trimdon, un grupo de manifestantes se acercó al sitio donde notificó su decisión para protestar contra su participación en la guerra de Irak, donde hay unos siete mil soldados.

El 27 de junio Blair entregará formalmente su carta de retiro a la reina Isabel II, la jefa del Estado británico, quien entonces ordenará al nuevo primer ministro la formación del nuevo gobierno.

Fuente: La Jornada

Comentar

Comente

Países que nos están viendo