Estados

Secretaría de Salud, intercambio de experiencias y mejora de servicios a la población

En un mundo cada vez más globalizado, en el que las fronteras geográficas y físicas paulatinamente tienden a desaparecer, las políticas nacionales e internacionales se fusionan en una sola.

A partir de los vertiginosos avances que han registrado las telecomunicaciones durante las últimas décadas y la intensificación de los flujos migratorios, se ha observado una transformación en el perfil epidemiológico de los pueblos.

Por esa razón, los organismos internacionales de salud se han dado a la tarea de acelerar el establecimiento de convenios internacionales en los que los países miembros aceptan compromisos que permiten combatir, en un esfuerzo multinacional conjunto, enfermedades tan diversas como el sida, la tuberculosis, el cáncer o la diabetes, así como luchar de manera coordinada en contra de las adicciones.

La salud de los pueblos no ha sido la excepción en este proceso de globalización. Las enfermedades superan las fronteras geográficas, por lo que el intercambio de recursos técnicos y académicos es de vital importancia tanto para la preparación de especialistas altamente capacitados, como para enriquecer el debate y la definición de políticas en materia de salud a partir de la experiencia internacional.

Programa de Salud 2001-2006

El Programa Nacional de Salud 2001-2006 establece como línea de acción, para el fortalecimiento del papel rector de la Secretaría de Salud, la promoción de la cooperación internacional.

Para alcanzar este objetivo, el sector Salud dará seguimiento a los compromisos internacionales adquiridos en materia de salud, incrementará la presencia de México en organismos internacionales y establecerá convenios de cooperación bilateral con diversas naciones.

En materia de colaboración internacional, el gobierno del presidente Vicente Fox, el 16 de mayo, acordó ampliar el Memorándum de Cooperación entre la Secretaría de Salud de México y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, con el objetivo de trabajar de manera conjunta para abordar los problemas de salud pública comunes y de interés mutuo, particularmente aquellos estrechamente vinculados con el control, la prevención y la promoción de la salud en ambas naciones.

En agosto de 2001 la Secretaría de Salud de México puso en marcha el programa Vete sano, Regresa Sano, que comprende el establecimiento de acuerdos con diferentes estados de la Unión Americana para brindar apoyo a la población migrante mexicana que vive en Estados Unidos, por medio de una intensa campaña de información sobre salud, atención preventiva y atención médica tanto en sus lugares de origen como en sus diferentes destinos, con el fin de que el migrante mexicano se vaya, se mantenga y regrese sano.

En este mismo sentido, la Secretaría de Salud y la organización California Endowment llevarán a cabo acciones de cooperación para la promoción de la salud y prevención de enfermedades a favor de los migrantes mexicanos residentes en el estado de California, Estados Unidos, en materia de inmunizaciones, sida, tuberculosis, adicciones, salud mental y salud de la mujer.

Entre las acciones que realizarán los dos organismos destacan: intensificar las campañas educativas con un lenguaje y contenido adecuados a la idiosincrasia de esta población; promover la capacitación de los trabajadores de la salud, personal médico y estudiantes de medicina; promover el autocuidado de la salud de los migrantes y sus familias y el diseño de un modelo que permita el intercambio de profesionales en este campo.

Asimismo, México y Estados Unidos firmaron el pasado mes de septiembre un acuerdo de cooperación que reforzará la colaboración en materia de seguridad de alimentos y con el que se espera reducir los brotes de enfermedades contagiosas en ambos lados de la frontera.

El acuerdo, firmado por los secretarios de Salud de México, Julio Frenk Mora, y de Estados Unidos, Tommy Thompson, pretende dar certidumbre a la importación de alimentos hacia ambos países mediante inspecciones más acuciosas y la protección de ambos mercados.

Con ello se busca que el intercambio en ambos lados de la frontera se dé de tal forma que al tiempo que se promueve el comercio internacional de alimentos, se proteja la salud de la gente en los países.

También la Secretaría de Salud ha establecido convenios de cooperación con Israel, Brasil, Cuba y, recientemente, Chile, los cuales se detallan a continuación.

Acuerdo con Israel y Brasil

Con vigencia de cinco años, el pasado 12 de febrero, el secretario de Salud firmó un Memorándum de Entendimiento con el Estado de Israel, mediante el cual se promoverán acciones sobre bases de igualdad, reciprocidad y beneficio mutuo.

Mediante este convenio se fortalece la cooperación existente entre ambas naciones en materia científica, económica y cultural. De igual forma, Israel y México intercambiarán literatura médica y material informativo impreso o audiovisual relacionado con el cuidado de la salud.

Como parte del programa de fortalecimiento de cooperación internacional, México y Brasil firmaron el 2 de mayo de 2001 un Acuerdo Complementario al Convenio Básico de Cooperación Científica y Técnica, con el objetivo de desarrollar las actividades de apoyo mutuo en materia técnica y científica de salud pública.

El Acuerdo contempla el desarrollo de los servicios de salud y la capacitación de recursos humanos en la materia, con la participación de especialistas en asesorías para la solución de problemas específicos.

Además el convenio incluye otros aspectos como: investigación, transferencia y desarrollo tecnológico y científico, prestación y financiamiento de servicios de salud, subsidios a la demanda y sus modalidades, evaluación de los servicios y de la prestación de los mismos, servicios de salud a largo plazo y alternativas no institucionales para extender la cobertura.

Asimismo, se fortalecerá la cooperación en lo que se refiere a la salud de grupos vulnerables como indígenas, adultos mayores y personas con necesidades especiales; niños y adolescentes; migrantes y población fronteriza.

También habrá mayor apoyo mutuo entre ambas naciones en caso de desastres naturales. El Acuerdo permitirá establecer relaciones directas entre las instituciones de salud en ambos países.

Se intensificará igualmente la coordinación en otras áreas de salud pública como: atención materno-infantil, promoción de la salud, prevención y control de enfermedades transmisibles como la rabia, cólera y otras infecciones del aparato digestivo, sida, así como el tratamiento de adicciones.

Conforme al Acuerdo, la cooperación entre ambos países se concretará mediante de proyectos e investigaciones conjuntas, intercambio de información técnica y científica, visitas de especialistas, actividades de capacitación de recursos humanos para la salud, organización de foros, seminarios, talleres, simposios y conferencias.

La Dirección General de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Salud y el Departamento de Relaciones Internacionales del Ministerio de Salud de Brasil darán seguimiento a los acuerdos contenidos en el convenio.

Cuba y Chile, cooperación bilateral

El 2 de julio de 2001 México suscribió con el Ministerio de Salud Pública de Cuba un Proyecto Específico de Colaboración sobre vigilancia epidemiológica, control de sida, salud bucal, salud mental y salud ambiental, entre otros.

Dicho proyecto está basado en el Acuerdo de Cooperación de 1996 y en el Convenio Básico de Cooperación para el Desarrollo firmado el 12 de abril de 1999.

En cuanto a vigilancia epidemiológica, el interés común es el conocimiento de los sistemas de cada nación en este campo para fortalecer y aprovechar el intercambio de ideas y conceptos para mejorar los existentes.

En materia de sida, se trabajará en un modelo de atención psicológica para las personas que viven con este padecimiento y se considerará la amplia experiencia que tiene Cuba respecto a la prevención.

Para la salud bucal, el documento toma en cuenta la atención preventiva y curativa a menores de 18 años de edad y ancianos, la vigilancia epidemiológica en la fluoración de la sal de mesa, la promoción de la salud en los programas de estomatología, un modelo de atención a las embarazadas y a pacientes con retraso mental y la detección de cáncer bucal.

De acuerdo con el convenio, México y Cuba intercambiarán experiencias sobre modelos organizativos en la dirección y gerencia de instituciones psiquiátricas y de salud mental, mediante la elaboración de cursos latinoamericanos de administración para directivos y publicaciones sobre los mismos.

De igual forma, el pasado 16 de agosto, Frenk Mora y su homóloga chilena, Michelle Bachelet, firmaron una carta de intención con el propósito de iniciar negociaciones que lleven al establecimiento de un acuerdo de cooperación en la materia.

Dicho documento se basa en la importancia que para las dos naciones tiene abordar los problemas y asuntos de salud pública de interés mutuo, como la cooperación bilateral para la prevención y el control de enfermedades, así como acciones de promoción de la salud.

El contenido de este documento indica que las partes establecerán conjuntamente los ámbitos de cooperación en el campo de la salud pública sobre bases de igualdad y beneficio mutuo.

Del mismo modo, definirán de común acuerdo las materias específicas de cooperación tomando en cuenta las experiencias que científicos y especialistas mexicanos y chilenos han logrado en materia de salud pública y, particularmente, en lo referente a protección financiera.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo