Opinión de:

Tu refrigerador siempre limpio

Recomendaciones simples de la Academia de Nutrición y Dietética para la limpieza del refrigerador

Marien Garza*

Ciudad de México, 31 de agosto de 2023.— Las enfermedades transmitidas por los alimentos son un desafío de salud pública mundial. A menudo, como consumidores, asociamos estas enfermedades con comer fuera de nuestro hogar. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los alimentos preparados y consumidos en el hogar también pueden representar un riesgo si no tenemos cuidado en la forma en que seleccionamos, preparamos y almacenamos los alimentos.1

Las investigaciones indican que hasta el 50 por ciento de las enfermedades transmitidas por alimentos pueden atribuirse a situaciones que ocurren en casa, como un incorrecto almacenamiento en frío y un refrigerador ineficiente.2

En relación con este aparato tan esencial que todos tenemos en casa podemos caer en un círculo vicioso de contaminación si no tomamos precauciones adecuadas. Las bacterias de los alimentos crudos sin lavar, los paquetes con fugas, las manos sucias y las superficies de los recipientes sucios pueden introducirse en el refrigerador y contaminar directamente otros alimentos almacenados, persistiendo en las superficies internas del mismo.

El moho, las bacterias y los derrames pueden poner en riesgo nuestra salud y provocar intoxicación alimentaria. Mantener un refrigerador limpio y en condiciones higiénicas puede ayudar a reducir las enfermedades transmitidas por alimentos y preservar la seguridad y la calidad de estos.

A continuación, te presento algunas recomendaciones simples de la Academia de Nutrición y Dietética para la limpieza del refrigerador:

  • Limpia cualquier derrame de bebidas o alimentos de inmediato, especialmente los jugos de carne, pollo o pescado crudos. Descongela las carnes y cualquier alimento crudo en el estante inferior, preferiblemente en un recipiente tapado, para reducir la posibilidad de derrames y contaminación cruzada.
  • Siempre limpia y talla el interior del refrigerador, incluyendo estantes y cajones, utilizando una esponja limpia, agua tibia y jabón. Enjuaga con agua limpia y seca con toallas de papel o un paño limpio. Evita el uso de limpiadores que puedan transmitir sabores a los alimentos o dañar las superficies.
  • Limpia con frecuencia la manija y puerta del refrigerador, ya que son partes que se tocan constantemente a lo largo del día.
  • Mantén la parrilla delantera libre de polvo para permitir un flujo de aire adecuado hacia el condensador, así mejorará refrigeración y eficiencia energética.
  • Desenchufa el refrigerador antes al realizar la limpieza.3

Además de estas recomendaciones, es importante seguir instrucciones de manejo y uso proporcionado al adquirir el refrigerador, ya que cada modelo puede tener características específicas.

David Herbert Lawrence decía que: “La vida interior necesita una casa confortable y una buena cocina”, y podemos añadir un refrigerador limpio como parte de una cocina saludable.

* Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife

Fotografía: Herbalife México

1Knight, A., M. Worosz, M. Lapinski, T. Ten-Eyck, C. Harris, and L. Bourquin. 2008. Consumers perceptions of the food safety system: implications for food safety educators and policy makers. Food Prot. Trends 28:391–406.

2Redmond, E. C., and C. J. Griffith. 2003. Consumer food handling in the home: a review of food safety studies. J. Food Prot. 66:130– 161.

3Academy of Nutrition and Dietetics. 2023. https://www.eatright.org.