Personajes

Deja Gerardo Ruiz Esparza un socavón muy grande en la política mexicana

Quien fuera secretario de Comunicaciones y Transportes en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y uno de los principales impulsores de la Reforma de las Telecomunicaciones, falleció ayer a los 70 años de edad

Luis Felipe Hernández Beltrán

Ciudad de México, 2 de abril de 2020.— Fue el 26 de abril de 2017, cuando el autor de esta nota acompañó a Wendy Coss y León, directora general de la Editorial 3W México, a la inauguración de la segunda edición de la Feria Aeroespacial México (Famex) en la Base Militar 1-A de Santa Lucía, municipio de Tecámac, Estado de México.

Elementos del Estado Mayor Presidencial (actualmente desaparecido), por medio de vallas, impedían el paso del público en general a una zona VIP, pues esperaban la llegada de elementos del entonces presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete presidencial, quienes encabezarían el acto protocolario.

Era constante el desfile de helicópteros en el que se transportaban a ese evento las personalidades de la política, cuando en una de esas aeronaves, bajaba quien en ese momento era secretario de Comunicaciones y Transportes: Gerardo Ruiz Esparza.

“¡Gerardo! ¡Gerardo!”, le gritaba desde una valla Wendy, y al percatarse de ello y saludándose con puras señas, el funcionario se acercó con el encargado de la seguridad, para solicitar el ingreso de Wendy y este fotorreportero al área especial, mismo que fue concedido.

Entre pláticas y anécdotas, a las que se sumaron los entonces secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, y de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, así como quien fuera el comisionado de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, Wendy les mostró el número de la revista Protocolo Foreign Affairs & Lifestyle, una edición especial que consistía en artículos relacionados con la Famex y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Pero en aquella plática, Gerardo Ruiz no dejaba de halagar y presumirles a sus compañeros de gabinete, la amistad y trayectoria de Wendy.

Ruiz Esparza, quien nació el 22 de abril de 1949 en la Ciudad de México, destacó como abogado tras graduarse en la Universidad La Salle laborando, entre otras dependencias gubernamentales, para el Banco de México, el Fondo del Fomento de Exportaciones de Productos Manufacturados, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Sin embargo, dos puestos en el gobierno del Estado de México, fueron claves para que Gerardo Ruiz Esparza alcanzara su mayor logro en su trayectoria política: de 1981 a 1988, fue el secretario general de Gobierno con el entonces gobernador Alfredo del Mazo González, y de 2005 a 2011, fue secretario de Comunicaciones con el mandatario estatal Enrique Peña Nieto, quien tras obtener el triunfo en las elecciones presidenciales de 2012, lo lleva a ocupar la titularidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCyT), donde dura todo el sexenio.

En su paso en el gobierno del Edomex con Peña Nieto, se le debe a Ruiz Esparza la construcción de importantes vías de transporte como el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Elevado Bicentenario; así como el que prácticamente toda la entidad tuviera una red de banda ancha de internet.

Ya como secretario de la SCyT, como parte de la Reforma Constitucional de Telecomunicaciones y Radiodifusión que impulsó el gobierno de Enrique Peña, en el año 2016, se le debe a Ruiz Esparza el proyecto de la Red Compartida, en la que se logró que más de 100 millones de mexicanos tuvieran servicio de telefonía e internet a precios bajos a través de la tecnología 4G; así como en 2015 el “apagón analógico” con el que finalizó la era de la señal analógica de televisión para dar paso a la televisión digital.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas para Gerardo Ruiz al frente de la SCyT. Entre otras irregularidades, al exfuncionario se le señala, en el año 2014, la cancelación de una de las obras que parecía encumbrar al gobierno de Peña Nieto: el Tren Rápido de Alta Velocidad México-Querétaro, por presuntamente beneficiar a una empresa y quitarle la licitación a empresas chinas que, originalmente, habían ganado el concurso para la construcción de la obra.

El Satélite Centenario que sería enviado al espacio en 2015 y por el que se pagaron más de 400 millones de pesos, también falló al quedar pausado y no tener persistencia en la propuesta.

Y el 12 de julio de 2017, después de dar el visto bueno e inaugurar con bombo y platillo el Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos, se abre en esa vía un enorme socavón en el que fallecen dos personas: un padre y su hijo menor de edad mientras viajaban en su vehículo. Gerardo Ruiz Esparza fue señalado como principal responsable.

Por estos hechos, entre otros, el exsecretario de Comunicaciones y Transportes fue investigado por la actual Fiscalía General de la República.

Además de su título como licenciado en Derecho, Gerardo Ruiz Esparza tuvo un título de Maestría en Derecho y Especialidad en Administración Pública por la Universidad de Michigan. Estuvo casado con María del Rocío Dosal Noriega, con quien procreó a Karla y Gerardo.

Ayer, 1 de abril, fue el expresidente Enrique Peña Nieto quien, a través de su cuenta de Twitter, dio a conocer el deceso de quien fuera uno de sus más cercanos colaboradores: “Lamento profundamente el fallecimiento de mi amigo y excolaborador, Gerardo Ruiz Esparza, gran ser humano y servidor público de excelencia; responsable de importantes proyectos de infraestructura en todo México. Mi más sentido pésame y abrazo solidario a su familia y amigos. QEPD”, escribió el exprimer mandatario.

El pasado lunes 30 de marzo, Gerardo Ruiz Esparza sufrió un infarto cerebral por lo que fue trasladado por sus familiares a un hospital de la Ciudad de México, donde finalmente, murió.

Palabras clave:

Países que nos están viendo