Salud

Aumenta ansiedad y depresión en “nueva normalidad”

“Se podría registrar un aumento de casos, porque la ansiedad que vivíamos en nuestros hogares, se sumará a la que muchas personas experimentarán en las calles, por lo que debemos seguir en casa”: Luis Wertman Zaslav, presidente de Confianza e Impulso Ciudadano, AC

Revista Protocolo

Ciudad de México, 2 de junio de 2020.— Durante el pasado mes de mayo, la organización civil Confianza e Impulso Ciudadano, AC atendió un promedio de 138 solicitudes diarias de primeros auxilios emocionales por medio de la Línea de Confianza 5511-8575-55 y por mensaje directo al 55-2323-0303, la mayoría por manifestaciones de ansiedad y depresión, motivadas por la contingencia sanitaria que afecta a México.

El 36 por ciento de dichas solicitudes de apoyo psicológico y emocional fue por cuadros depresivos y de ansiedad, un 15 por ciento, por casos de violencia familiar, y un 17 por ciento, por asesoría jurídica gratuita en diversos rubros, entre otros temas de asistencia social.

El 43 por ciento de dichas asistencias fue a personas en la Ciudad de México, en tanto que un 31 por ciento provino de 14 estados de la República y 26 por ciento de municipios del Estado de México.

Del total de las atenciones gratuitas, 76 por ciento fue a mujeres y 24 por ciento a hombres, entre los 21 y los 60 años de edad. La incertidumbre por la pandemia de esta nueva cepa de coronavirus y las medidas de aislamiento social fueron los principales detonadores de estos contactos para recibir ayuda.

“De marzo a mayo hemos observado un crecimiento de más del doble en las atenciones que brindamos y esto se explica por las consecuencias que ha traído el aislamiento social en muchas personas a lo largo de la Jornada Nacional de Sana Distancia. Este lunes que termina esta fase, es importante prevenir un posible aumento de casos, ya que la ansiedad que hemos experimentado en confinamiento se sumará a la que viviremos en las calles, por eso es importante seguir en casa hasta que las autoridades informen el cambio de color del semáforo”, explicó Luis Wertman Zaslav, presidente de Confianza e Impulso Ciudadano.

En cuanto inició la contingencia, añadió, los especialistas de la organización han brindado primeros auxilios emocionales desde sus hogares, así como consultas y asesorías a través de plataformas tecnológicas, bajo medidas de confidencialidad y seguridad para quienes requieren de varias sesiones o son casos que demandan la intervención de autoridades estatales y federales.

De la misma forma, Confianza e Impulso Ciudadano ha asesorado a diferentes sectores de la economía, como hoteles y restaurantes, para que sus equipos de trabajo puedan tener disponible la atención emocional y psicológica durante el confinamiento en el momento en que puedan regresar a sus labores.

Finalmente, Wertman Zaslav insistió en que las medidas sanitarias y de sana distancia deberán mantenerse hasta que las autoridades locales y federales informen sobre la reapertura de las actividades sociales y económicas, por lo que la organización civil seguirá disponible para atender a quienes manifiesten problemas psicológicos y emocionales en esta etapa.

Países que nos están viendo