Salud

Puerperio es para estar feliz y no enfermo

Importante extremar medidas de higiene durante el puerperio en la emergencia sanitaria

Revista Protocolo

Ciudad de México, 27 de julio de 2020.— El puerperio es el periodo que se determina entre el fin del embarazo y 42 días posteriores al nacimiento de un bebé. “Es un retorno de las funciones anatómicas como fisiológicas del cuerpo de la mujer; lo único que no llega a sus funciones iniciales es la mama”, explicó Alejandrina Padilla Román, ginecóloga adscrita al Hospital General Regional No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Morelos.

Pidió a las pacientes que se encuentran en este periodo instrumentar medidas sanitarias en casa, como utilizar cubrebocas; mantener la sana distancia y evitar acudir a lugares concurridos; lavar las manos frecuentemente y utilizar gel sanitizante, así como mantener una higiene adecuada al momento de la lactancia materna. Agregó que en el estado puerperal una de las complicaciones graves que se pueden presentar y que se debe poner atención son las infecciones puerperales (herida por cesárea y episiotomía, útero y mama), hemorragias vaginales y preeclamsia (presión arterial elevada).

Destacó que lo recomendable es llevar un control prenatal desde el primer nivel con su médico familiar, para recibir la orientación sobre los cuidados durante y después del embarazo. Al respecto, la especialista indicó que durante la emergencia sanitaria las mujeres embarazadas y en estado puerperal son grupo de riesgo y por tanto una prioridad para recibir atención médica.

Padilla Román detalló que existen tres etapas del puerperio: inmediato (primeras 24 horas después del nacimiento); mediato (del segundo día al séptimo día) y tardío que abarca del octavo mes hasta los 42 días. En ese sentido, mencionó que es importante estar pendiente de la salud de las mujeres durante el puerperio, esto incluye signos vitales, sangrado transvaginal, condición del útero (volumen), alimentación, respiración, forma de evacuar y orinar, entre otros aspectos.

Posteriormente en casa, en el segundo día del puerperio, la mujer deberá estar en condiciones de caminar por ella misma y el sangrado deberá ser en menor cantidad, y los signos vitales deberán ser similares a los previos al parto.

En el caso de puerperio de cesárea, los cuidados son similares a los de un parto, así como cuidados de la herida del abdomen, cuyo retiro de puntos se realizará por su médico familiar o médico tratante a los siete días del nacimiento y la vigilancia de las condiciones generales serán importantes para un regreso a las funciones biopsicosociales para la mujer.

Países que nos están viendo