Comercio y Negocios

American Chamber/México pide cero tolerancia a la corrupción

Reglas claras que den certidumbre a la inversión, transparencia y una política de cero tolerancia a la corrupción, indispensables para que las empresas puedan seguir operando, produciendo y compitiendo en México

Revista Protocolo

Como parte de su compromiso de ser los mejores aliados en la consolidación de un sector empresarial promotor de la legalidad y el Estado de derecho, American Chamber/México (Amcham) celebró su Taller de Cumplimiento con Autoridades, en coordinación con representantes de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Solo si seguimos trabajando en alianza con las autoridades, podremos avanzar como país en los temas más urgentes de resolver: seguridad; generación de más y mejores empleos; e inclusión en el acceso a educación, salud, vivienda y oportunidades de desarrollo”, destacó Gustavo Almaraz, presidente del Comité de Legalidad y Estado de Derecho de Amcham.

Todas las empresas, sin importar su tamaño, deben tener oportunidad de competir en el mercado. Pedro Isaac Alcalá, director ejecutivo de la Cofece, enfatizó la importancia de que las empresas cuenten con un programa de cumplimiento efectivo con el involucramiento de los cargos directivos, para evitar incurrir en prácticas anticompetitivas. Por su parte, la Cofece mantiene un diálogo permanente con el sector público para asegurar que las licitaciones públicas estén alineadas con los principios de competencia económica.

José Luis Venegas, jefe de Departamento de Verificación Metrológica de Profeco, destacó cambios recientes a la ley: la incorporación del concepto de venta fuera del establecimiento mercantil, el establecimiento de medidas de protección a la vida, salud y seguridad de los consumidores; y la atribución de Profeco para cobro de multas y regulación del comercio electrónico, con un cambio de enfoque de correctivo a preventivo.

Identificar y establecer una matriz de riesgos permitirá a las empresas tomar medidas efectivas para mitigarlos. Los representantes de la UIF enfatizaron que es conveniente que los sujetos obligados trabajen bajo un enfoque basado en riesgos, lo que sugirieron hacer de forma individual ya que, aun cuando sean entidades del mismo sector, ninguna es igual a otra.

“La transparencia se institucionalizó para dar certeza”, enfatizó Francisco Javier Acuña, comisionado presidente del Inai, refiriéndose a la importancia del intercambio permanente de información con el Estado. “El Inai debe custodiar, con regularidad y eficacia, la enorme categoría de bases de datos que aloja el sector público… las empresas deben tener un sello de pulcritud en el manejo de bases personales, dándoles eso cualidades distintas para ser seleccionadas para efecto de negocio. El impacto y la contribución de las empresas va más allá de la inversión social y económica que hacen en las localidades que hacen negocios.”

Las mil 450 empresas de Amcham generan empleos formales, invierten en innovación y desarrollo del talento mexicano, operando con apego al marco normativo nacional, y en muchos casos internacional; además de implementar las mejores prácticas corporativas, integran a la cadena de valor a las pequeñas y medianas empresas.

Para poder seguir operando, produciendo y compitiendo en México, las empresas de todos los tamaños y sectores, necesitan reglas claras que den certidumbre a su inversión, transparencia y una política de cero tolerancia a la corrupción.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo