Comercio y Negocios

Vuelta alrededor del mundo por la paz

El pasado 12 de junio se reunieron con el embajador de Rumania en México, Vasile Dan, los dos expedicionarrios rumanos que partieron de ese país hace año y medio en su vehículo todo terreno, con el fin de llevar consigo un mensaje de paz y solidaridad alrededor del mundo.

El 1 de diciembre de 2001, día nacional de Rumania, los dos ciudadanos iniciaron el viaje desde la ciudad de Campulung Muscel, con el famoso vehículo ARO 244 (un 4×4 de fabricación rumana), para promover la paz y establecer un puente entre Rumania y otras naciones.

Los integrantes partieron de dicha ciudad para cubrir un total de 35 países en cuatro continentes antes de volver a Rumania, ellos son: Stefan Leca, un radioaficionado rumano graduado en telecomunicaciones, y Ana Guralata, quien es estudiante y fotógrafa de la expedición.

El financiamiento para esta audaz expedición procede principalmente de Rumania, e incluye instituciones privadas, organizaciones no gubernamentales, grandes empresas del dominio bancario y automotriz de Rumania y las embajadas rumanas alrededor del mundo, además de amigos radioaficionados en todo el mundo.

Stefan Leca comentó que el vehículo es el primer auto rumano que da la vuelta al mundo, además de ser un todoterreno capaz de soportar las más duras condiciones y que al parecer ya hay negociaciones entre la empresa automotriz de Rumania y un importador mexicano para traerlo.

La expedición establece algunos récords como: ser el primer vehículo que da la vuelta al globo terráqueo tripulado por dos personas; el primer vehículo que parte de Europa con un solo equipo, cruzando el continente africano de norte a sur; el primer vehículo rumano que atraviesa la península arábiga, y único que cruza la Amazonia desde Hudeida hasta Manaos en época de lluvia.

Los integrantes comentaron que llevan un recorrido de más de 20 países y que la estancia en México ha sido muy placentera. Proceden de Centroamérica y se dirigen hacia Estados Unidos y Canadá. Leca señaló que lo vivido en suelo mexicano encuentra eco en su mensaje de paz, ya que siempre recordarán este lugar como una isla de paz.

Países que nos están viendo