Cultura

Celebra la Academia Mexicana de la Lengua 135 años de su conformación

Se constituyó durante el gobierno liberal de Benito Juárez

Memoria viva de las transformaciones del idioma español, y sus variantes locales en nuestro territorio, la Academia Mexicana de la Lengua, correspondiente de la Real Academia Española, goza de cabal salud y es una de las instituciones modelo en México, actualmente dirigida por José G. Moreno de Alba.

El pasado 13 de abril se cumplieron 135 años del inicio de las sesiones preparatorias que dieron lugar a su creación. Las sesiones preparatoria e inaugural de la Academia Mexicana fueron presididas por don José María de Bassoco y se celebraron, respectivamente, el 13 de abril y el 11 de septiembre de 1875.

Además del director arriba mencionado y del bibliotecario don Alejandro Arango y Escandón, quien prestó su domicilio para dichos trabajos, la primera Mesa Directiva quedó conformada por Joaquín García Icazbalceta (secretario); Manuel Peredo (censor) y José María Roa Bárcena (tesorero).

Larga y fructífera vida de la Academia que se consolidó durante la restauración de la república lograda por los liberales encabezados por don Benito Juárez. Los primeros volúmenes de sus Memorias se publican en 1876, y atestiguan el deseo de los mexicanos de construir una identidad lingüística.

De acuerdo con las reformas estatutarias de 1952 y 2006, posee 36 sillas de número para sus miembros en activo, puede elegir hasta 36 individuos correspondientes y cinco honorarios, y considerar en retiro a cuantos académicos de número en activo lo soliciten.

En el transcurso de su existencia, a la Academia han pertenecido más de tres centenares de académicos: los más ilustres escritores, lingüistas y estudiosos del país; lo mismo filólogos y gramáticos que filósofos y ensayistas, poetas y novelistas, comunicólogos y jurisconsultos, dramaturgos e historiadores, humanistas y científicos.

Entre sus miembros más antiguos destacan: Manuel Orozco y Berra, Francisco Sosa, Alfredo Chavero, Francisco del Paso y Troncoso, Justo Sierra, Emilio Rabasa, José López Portillo y Rojas, Luis González Obregón, Manuel José Othón y Juan de Dios Peza.

De épocas más recientes podemos mencionar a Artemio de Valle-Arizpe, Antonio Caso, Julio Torri, Ángel María Garibay K., José Juan Tablada y Carlos Pellicer; Alfonso Reyes, José Gorostiza, José Vasconcelos, Isidro Fabela, Jaime Torres Bodet, Manuel Toussaint, Salvador Novo, Juan Rulfo y Octavio Paz, todos eminentes escritores.

En la actualidad, algunos de sus miembros activos son: Miguel León-Portilla, Alí Chumacero, Silvio Zavala, Clementina Díaz y de Ovando, Tarsicio Herrera Zapién (censor estatutario), Arturo Azuela, Ruy Pérez Tamayo (director adjunto), Guido Gómez de Silva, Ernesto de la Peña, Margit Frenk, Gonzalo Celorio (secretario), Margo Glantz, Jaime Labastida (tesorero), Vicente Quirarte (bibliotecario-archivero), Julieta Fierro, Felipe Garrido y Adolfo Castañón, entre otros.

En tiempos recientes

La primera sede propia de la Academia se ubica en la casa número 66 de la calle de Donceles, inaugurada el 15 de febrero de 1957. El 11 de septiembre de 1970, se creó el Museo de la Academia, el cual fue inaugurado por don Agustín Yáñez, académico y, entonces, secretario de Educación Pública.

Al cumplirse el primer centenario de su sesión inaugural, el 11 de septiembre de 1975, la Academia Mexicana Correspondiente de la Española llevó a cabo un amplio programa de actividades, entre las que destaca el Coloquio sobre la Lengua Española en el Mundo Contemporáneo; además de editar, entre muchos libros, los primeros siete tomos de sus Memorias —originalmente publicados entre 1876 y 1945, y que para entonces ya eran verdaderas rarezas bibliográficas.

En 1998, la Academia Mexicana organizó el XI Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, celebrado en la ciudad de Puebla. En 2001 publicó el Diccionario breve de mexicanismos, obra que recoge seis mil 200 voces, preparada por el académico Guido Gómez de Silva.

El 11 de diciembre de 2001, la corporación cambió su nombre por el de Academia Mexicana de la Lengua; ese mismo año, puso a disposición del público el sitio electrónico www.academia.org.mx, el cual ofrece a los usuarios información institucional y obras de consulta lingüística en línea, de acceso gratuito.

La Academia cuenta, desde 2002, con una nueva sede en Liverpool 76, colonia Juárez, gracias a los buenos oficios de la Fundación pro Academia Mexicana de la Lengua.

La corporación ha intervenido en el XII y XIII Congresos de la Asociación de Academias de la Lengua Española celebrados en San Juan de Puerto Rico (2002) y en Medellín, Colombia (2007), así como en el II, III y IV Congresos Internacionales de la Lengua Española, celebrados, respectivamente, en Valladolid, España (2001); en Rosario, Argentina (2004), y en Cartagena de Indias, Colombia (2007).

Nuevas publicaciones

Entre las publicaciones en las que la Academia ha participado destacan el Diccionario panhispánico de dudas y los tomos XXVII y XVIII de sus Memorias; en coedición con el Fondo de Cultura Económica, el Refranero mexicano, del académico correspondiente Herón Pérez Martínez, y las Semblanzas de académicos: antiguas, recientes y nuevas, editadas por José Luis Martínez, entre otros.

En 2005, la Academia se sumó a la conmemoración del cuarto centenario de la publicación de la primera parte del Quijote. Además participó en la realización, en colaboración con otras academias correspondientes de la región, de la vigésimo segunda edición del Diccionario usual (2001); del Diccionario panhispánico de dudas (2005); del Diccionario del estudiante (2005) y su edición especial para Latinoamérica, el Diccionario práctico del estudiante (2007), y del Diccionario esencial de la lengua española (2006).

En 2006, la corporación publicó, en coedición con el Fondo de Cultura Económica, la Historia de la Academia Mexicana de la Lengua, obra del académico don Enrique Cárdenas de la Peña.

También colabora en la redacción del Diccionario académico de americanismos y de la nueva Ortografía y el Diccionario histórico de la lengua española; además de la edición de la Nueva gramática de la lengua española, de reciente publicación por Espasa Calpe (Grupo Planeta).

Además fue parte de la edición popular conmemorativa de Cien años de soledad (2007), de Gabriel García Márquez; que incluyó ensayos de Carlos Fuentes y Gonzalo Celorio, secretario de la corporación.

Espíritu de servicio

En 2003, la Academia instaló su Comisión de Lexicografía y conformó el gabinete que la auxilia. Asimismo, en 2005, creó la Comisión y el Gabinete de Consultas, lo que permite a la población hacer consultas de manera directa.

Asimismo, participó en la creación, en México, de la Fundación del Español Urgente (Fundéu), presidida por el director de la Academia Mexicana de la Lengua, y de cuya regencia forman parte los académicos Jaime Labastida y Fernando Serrano Migallón —actual secretario cultural y artístico del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

A partir de 2007, la Academia, representada por su director, don José G. Moreno de Alba, forma parte del Consejo Asesor de la Comisión Organizadora de la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución Mexicana.

En su sitio web (www.academia.org.mx) se pueden consultar de manera directa los diccionario de la Lengua española; Panhispánico de dudas; Breve de mexicanismos; Geográfico universal, además de secciones de Ortografía; Minucias del lenguaje —redactada por su actual presidente, don José G. Moreno de Alba—; Refranero mexicano, así como consultas lingüísticas a través de preguntas específicas.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo