Embajadas

El Premio Mathilde Rey 2024 premia a las organizaciones “Mujeres Aliadas” y “Di Ramona”

3ra edición Premio Mathilde Rey – En el marco del Día Internacional de los Derechos de la Mujer, la Embajada de Francia en México y el IFAL distinguieron a 3 organizaciones mexicanas por su trabajo de defensa y de promoción de los derechos sexuales y reproductivos

Ciudad de México, 9 de marzo de 2024.— En el marco del Día Internacional de los Derechos de la Mujer, la Embajada de Francia en México y el Instituto Francés de América Latina distinguieron a tres organizaciones mexicanas por su trabajo de defensa y de promoción de los derechos sexuales y reproductivos, en la ceremonia de entrega de la tercera edición del Premio Mathilde Rey.

Este año, el jurado estuvo integrado por Yoan Maldonado, representante de Médicos del Mundo en México, y por Rebeca Ramos, directora del Grupo de Información para la Reproducción Elegida (GIRE).

El primer premio se otorgó a la asociación “Mujeres Aliadas”, que recibió una subvención de 92,000 pesos. Esta asociación civil mexicana, fundada en 2008, promueve la formación profesional de parteras en la región purépecha del estado de Michoacán, en colaboración con la Secretaría de Salud del estado.

“Nuestra intención es cambiar un poco la narrativa sobre la partería en México” explicó la directora ejecutiva Lisel Lifshitz, al leer un texto escrito por el equipo de liderazgo de la asociación : “las parteras son acompañantes profesionales y competentes que confían en las mujeres, y trabajan a favor de su salud sexual y de la autonomía de sus cuerpos territorios reconociendo saberes ancestrales, individuales y colectivos”.

“La partería profesional es para todas, queremos ser la primera opción para atender la salud sexual y en su caso reproductiva […] queremos que los partos se puedan atender en un primer nivel de atención” aseguró, destacando la actividad de formación de la Escuela Técnica de Partería Profesional de Mujeres Aliadas representada por su directora, la Sra. Ana Erandi Núñez Claverie, así como el apoyo de la Asociación de Parteras profesionales de México.

El segundo premio fue para la asociación “Di Ramona” (Diversidades, Redes de Apoyo para Mujeres y Opciones Neutrogenéricas de Acompañamiento), que recibió una subvención de 46,000 pesos. Dicho premio recompensó su proyecto “Consultorio médico para todas y todes”, el cual brinda acompañamiento a mujeres y adolescentes, en particular de la comunidad LGBTIQ+, algunas de las cuales viven con VIH.

“”

El jurado consideró que el acompañamiento psicosocial y educativo feminista y la distribución de servicios de salud sexual que ofrece la asociación “Di Ramona” en el estado de Hidalgo está generando comunidades más resilientes, autónomas y solidarias, a través del conocimiento y del ejercicio pleno y sin prejuicios de la sexualidad.

La directora ejecutiva del consultorio, Daniela Téllez Del Valle, detalló que busca propiciar “un ambiente seguro, empático y digno donde recibir atención no solamente de métodos anti fecundativos, sino también de aborto acompañado, atención personas que viven con VIH y también en temas de salud mental para personas de la comunidad LGBTQ+” con “una perspectiva especifica que viene desde mujeres, que viene desde personas que pertenecemos a la comunidad LGBTQ+ y que conocemos nuestras necesidades que por tanto estamos generando entornos benéficos, cariñosos, amorosos para poder recibir estos servicios y poder seguir generando estas redes de apoyo”.

“El premio nos va a permitir equipar el consultorio, es de recién creación, aun nos hace falta mobiliario, insumos e inclusive personal para poderlo atender, si bien mucho de nuestro trabajo se basa en trabajo voluntario; y garantizar la permanencia y sostenibilidad de este tipo de proyectos para que puedan llegar a más personas a bajo costo sino es que incluso hasta gratuitos”.

Se otorgó una mención honorífica a la asociación “Fundación para la inclusión y desarrollo de personas con discapacidad, A.C.” (FINDEDIS), que trabaja en todo el territorio mexicano en fomentar la autonomía y la inclusión social de las personas con discapacidad, a través de la educación, el empleo y la defensa de sus derechos humanos. La asociación FINDEDIS articula su acción en torno a tres áreas clave: la inclusión en el mundo laboral, los derechos sexuales y reproductivos, y la defensa de los derechos humanos desde una perspectiva de género.

“A todas las condiciones de discapacidad les atraviesa la diversidad sexual, la pluralidad, a todas las condiciones que nos vuelven más vulnerables. Aprendí que dentro de este grupo desatendido por el Estado las mujeres y las niñas con discapacidad con las más vulneradas y las más invisibilizadas. […] En las políticas sobre discapacidad, no hay perspectiva de género, ni perspectiva de discapacidad en las políticas que promueven la igualdad de género”, señaló Roxana Pacheco Martínez, presidenta de FINDEDIS.

“Ante toda esta problemática, decidí actuar impulsando el desarrollo de activistas, agentes de cambio con discapacidad para que juntos transformáramos la política pública que atañe a nuestro colectivo. Y fue así que nos lanzamos a la tarea de trabajar para cambiar estos paradigmas y colaborar con las instituciones gubernamentales, las organizaciones de la sociedad civil, la academia y los medios de comunicación a fin de hacer incidencia para cambiar sus protocolos de atención, para que garanticen los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad y en particular los de las mujeres y niñas”.

Durante la ceremonia, Jérôme Audin, encargado de Negocios de la Embajada de Francia, recordó que el Premio Mathilde Rey tiene como objetivo apoyar financieramente a las organizaciones de la sociedad civil mexicana que promuevan estos derechos mediante la implementación de proyectos de impacto a largo plazo. También permite dar visibilidad a estas organizaciones y a sus iniciativas y ponerlas en contacto entre ellas.

Fotografía: Embajada de Francia en México/IFAL