Xiaoqi Qiu, embajador de China
Embajadas

Se va el embajador que conoce México mejor que cualquier mexicano

Con una comida en la Embajada de China en México, se despide oficialmente el embajador Xiaoqi Qiu

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

“Se va un gran embajador de China en México pero México tendrá un gran embajador en China.”

El pasado lunes 8 de abril, en la despedida al embajador de China en México, Xiaoqi Qiu, organizada por la Cámara de Comercio y Tecnología China-México en el Club de Industriales, esta frase fue empleada por Sergio Ley López, presidente para la sección internacional Asia-Pacífico del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior; sin ponerse de acuerdo, la misma expresión fue empleada ayer, jueves 11 de abril, por Julián Ventura Valero, subsecretario de Relaciones Exteriores, en el adiós al diplomático chino en la Embajada de China en nuestro país.

Y es que el embajador Xiaoqi Qiu confesó en su discurso ante más de 300 personas, que en una de sus primeras tareas cuando llegó a trabajar a la cancillería china en enero de 1979, tuvo su primer contacto con nuestro país cuando le tocó organizar una ceremonia de despedida al entonces embajador mexicano saliente, Víctor Manzanilla Schaffer. “Y de esta manera empecé a tener mi primer contacto con México, pero en aquel entonces, nunca me imaginé que, después de unas décadas, llegaría a México como embajador extraordinario y plenipotenciario en nuestro país. Empezamos en México y terminamos en México”, dijo el emisario chino emocionado.

Pero no solo eso, también presumió a su cónyuge, la señora Ryu Min, que desde joven, México ya la llamaba: “Hace 41 años, mi esposa que era una muchacha de poco más de 20 años, vino a México a recibir su formación en la UNAM y en El Colegio de México, empezando de esta manera nuestra estrecha relación en este lindo país… Todavía ella guarda sus tarjetas de la biblioteca de la UNAM y de El Colegio de México.”

Aunque llegó a México en agosto de 2013, fue el 8 de noviembre de ese mismo año cuando Xiaoqi Qiu presentó sus cartas credenciales al entonces presidente Enrique Peña Nieto, promoviendo entre sus múltiples actividades, el intercambio académico, comercial, artístico y turístico. Distinguiéndose también como artista, haciendo exhibiciones sobre caligrafía china.

Será hasta el próximo martes 30 de abril, cuando concluya la etapa en México del diplomático chino que, dijo, le gusta todo de nuestra nación: “su son brillante, su antigua y maravillosa cultura, la gran gastronomía muy diversa y muy rica, pero sobre todo el pueblo mexicano que es un pueblo muy hospitalario, muy amigo y muy abierto”.

Al evento asistieron los secretarios Miguel Torruco Marqués, de Turismo, e Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, de la Función Pública; el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez; el medallista olímpico en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, Jesús Mena Campos, entre otras personalidades.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo