Etiqueta y Protocolo

Cirugía laparoscópica Conoce sus grandes ventajas en la ginecología

La cirugía laparoscópica es una nueva técnica de operar a las mujeres con padecimientos ginecológicos

En la década de 1980, la cirugía endoscópica se introdujo en gran escala en el ramo de la ginecología. Esta tendencia continuó en los noventa con el perfeccionamiento de la técnica e innovación de la tecnología.

Con el pasar de los años esta técnica de cirugía de mínima invasión está revolucionándose día con día para ofrecerle al paciente numerosas ventajas.

¿Qué es?

La cirugía endoscópica es una técnica que permite operar mediante una cámara, monitores y pequeños instrumentos quirúrgicos colocados a través de diminutas incisiones de dos a cinco milímetros, lo que evita hacer grandes heridas, y se puede aplicar en todo el cuerpo humano: abdomen, tórax, cráneo, cerebro, articulaciones, columna, pelvis y en cirugía estética.

Ventajas

Las ventajas de esta cirugía de mínima invasión son las propias a la misma, ya que debido a las heridas pequeñas de dos milímetros hasta un centímetro como máximo, existe una mejor estética, menos dolor postoperatorio, menor incidencia de adherencias postoperatorias, estancia intrahospitalaria corta, menos días de incapacidad y, por tanto, una recuperación más rápida a la actividad normal del paciente. En definitiva, existe una menor agresión quirúrgica, lo cual se traduce en una pronta y mejor recuperación.

Así como ha quedado plenamente establecido que la cirugía endoscópica proporciona innumerables ventajas al paciente, también está establecido que debe practicarla un grupo quirúrgico que cuente con la experiencia y adiestramiento adecuados, así como contar con el equipo e instrumental necesarios, ya que de lo contrario las tasas de morbimortalidad serían muy altas.

Padecimientos ginecológicos

La cirugía laparoscópica no es más que una nueva técnica de operar a las mujeres con padecimientos ginecológicos específicos, como son: tumores de ovarios, tumores uterinos (como es el caso de miomas), salpingoclasia (ligadura de trompas uterinas) con fines de planificación familiar, embarazos extrauterinos, tratamiento de la enfermedad más común y antigua descrita y que más problemas le trae a la mujer en edad reproductiva que es la endometriosis en todos sus grados, tratamiento de la enfermedad pélvica inflamatoria, tratamiento de pacientes con esterilidad (tanto con fines diagnósticos como terapéuticos), laparoscopias diagnósticas, en casos de sospecha de abdomen agudo. Asimismo, se utiliza en cirugía ablativa como es el caso de histerectomía (quitar úteros), oforectomías, etcétera.
La variedad del uso de la cirugía laparoscópica en padecimientos ginecológicos es muy amplia y con el paso de los años se han ampliado las indicaciones para someter a las mujeres al beneficio de esta cirugía, así como las contraindicaciones para llevar a cabo un procedimiento endoscópico en la mujer cada vez son menores. Al día de hoy, incluso, algunos padecimientos oncológicos propios de la mujer ya son tratados por esta vía endoscópica.

Terapéutica moderna

La cirugía endoscópica, también llamada laparoscópica, se ha convertido en la actualidad en algo que se hace y debe de hacerse. De ahí que es obligación del ginecólogo adiestrarse en estos procedimientos quirúrgicos para ofrecerles a sus pacientes las grandes ventajas de esta técnica que ya no es nueva sino una realidad, y no como algunas pacientes y médicos creen que es aún un tipo de cirugía experimental.

Encuadra perfectamente en el desarrollo natural de la terapéutica moderna, la que cura y al mismo tiempo produce mínimo dolor, menor cantidad de efectos colaterales y mejores resultados estéticos, así como una recuperación más breve.

Este instrumental está especialmente diseñado para este tipo de cirugía y el cirujano laparoscopista y su grupo de trabajo deben estar familiarizados con su funcionamiento y cuidado.

En cuanto a la óptica que se utiliza en esta técnica de laparoscopia, se llama laparoscopio y consiste en un instrumento utilizado para observar y trasmitir la imagen del interior del cuerpo y a su vez ésta es procesada a través de la videocámara que se acopla a la cabeza del mismo.

La iluminación es transmitida al interior del cuerpo a través del cable de fibra óptica que se acopla al laparoscopio y es una luz fría de xenón o mercurio con una potencia mínima de 200 vatios.

Los laparoscopios están disponibles en versiones de visión frontal (cero grados) y en diversas angulaciones (25°, 30° o 45°).

La técnica de endoscopia involucra nueva tecnología con la que tanto el cirujano como todo el equipo quirúrgico deben estar ampliamente familiarizados para poder brindarle al paciente los beneficios de esta nueva técnica quirúrgica, que de otra forma pueden poner en riesgo el éxito de la cirugía o la vida misma del paciente.

Todos los procedimientos de cirugía laparoscópica, aunque sean menores o diagnósticos, deben realizarse en unidades quirúrgicas, perfectamente equipadas para realizar cirugía mayor así como el equipo medico y paramédico ampliamente capacitados para desarrollar esta técnica quirúrgica que a fin de cuentas tiene como objetivo realizar los mismos procedimientos que se realizan a cielo abierto simplemente con una nueva vía de abordaje, en beneficio única y exclusivamente del paciente.

¿Qué es la videocirugía?

La videocirugía (laparoscopia) ha propiciado el desarrollo del equipo e instrumental quirúrgico completamente nuevo con innovaciones tecnológicas para la práctica de la misma.
El equipo consiste en una unidad quirúrgica con diversos componentes que son:
• Sistema de videoendoscopia
• Monitores de alta resolución
• Fuente de luz
• Insuflador de bióxido de carbono (CO2)
• Equipo de irrigación y succión
• Unidad electroquirúrgica tanto monopolar como bipolar
• Videograbadora
• Impresora e instrumental quirúrgico que varía según las necesidades del cirujano, y que consiste en pinzas de presión, agarre, tijeras, pinzas de coagulación, instrumentos de separación, punción, en fin, existe una gran diversidad de instrumentos así como de diferentes diámetros 10 mm, 5 mm y 2 mm, que se utilizan de acuerdo a la preferencia del cirujano y del tipo de cirugía endoscópica a realizarse.

Dr. Francisco Javier Gudiño Molina
Ginecólogo y obstetra. Cirugía Laparoscópica. correo-e: jagudino@prodigy.net.mx

3 Comentarios

Comente

Países que nos están viendo