Internacional

De Abraham y Benito a Donald y Andrés

En su primera visita de Estado como presidente de México, AMLO coincidió con su homólogo estadounidense Donald Trump en la importancia que tuvieron los expresidentes Abraham Lincoln y Benito Juárez en la relación bilateral México–EEUU

Luis Felipe Hernández Beltrán

Ciudad de México, 9 de julio de 2020.— Los expresidentes de Estados Unidos y México, Abraham Lincoln y Benito Juárez, respectivamente, fueron los fantasmas presentes en el primero de los dos días que conforman la agenda de trabajo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, en Washington, DC.

Tras sostener un encuentro privado, ambos mandatarios ofrecieron un mensaje a representantes de medios de comunicación en uno de los jardines principales de la Casa Blanca. Ahí, Trump compartió datos históricos del inicio de la relación bilateral entre México y EEUU. “La relación entre los presidentes de nuestros países se remite a la fundación de ambos países, incluyendo la presidencia de Abraham Lincoln y la presidencia de Benito Juárez. Ambos, además, se tenían gran estima, eran grandes amigos e hicieron mucho juntos.”

Al respecto, AMLO agregó en su turno al micrófono: “El mejor presidente que ha tenido México: Benito Juárez García, pudo, como usted lo mencionó, entenderse con el gran presidente republicano Abraham Lincoln. Recordemos que este gran líder histórico estadounidense, el impulsor de la abolición de la esclavitud, nunca reconoció al emperador Maximiliano impuesto en México con la intervención del poderoso ejército francés. No es casual que Juárez haya lamentado el asesinato de Lincoln diciendo: ‘He sentido profundamente esa desgracia porque Lincoln, que con tanta constancia y decisión trabajaba por la completa libertad de sus semejantes, era digno de mejor suerte’.”

En ese tono, sin dejar de mencionar la situación actual, a veces complicada que viven ambas naciones, López Obrador también recordó la relación política que en su momento tuvieron los expresidentes Franklin D. Roosevelt y Lázaro Cárdenas.

“Lo mismo sucedió con la espléndida relación que mantuvieron, a pesar de las circunstancias difíciles, el presidente demócrata Franklin Delano Roosevelt y nuestro presidente patriota el general Lázaro Cárdenas del Río. En los días posteriores a la expropiación petrolera, en una carta, el general Cárdenas reconoció el buen entendimiento bilateral de la siguiente manera: ‘Mi gobierno considera que la actitud asumida por los Estados Unidos de Norteamérica en caso de la Expropiación de las Compañías Petroleras viene a afirmar, una vez más, la soberanía que los pueblos de este continente que con tanto empeño ha venido sosteniendo el estadista del país más poderoso de América, el excelentísimo presidente Roosevelt’.”

En ambos sermones, se abordaron temas como la relación comercial actual entre los dos países, los mexicanos que viven y trabajan en EEUU, la reciente entrada del Tratado México – Estados Unidos – Canadá (T-MEC) y la pandemia por el COVID-19. Al término de las peroratas, los dos mandatarios signaron una declaración conjunta.

Por la mañana, AMLO realizó un depósito floral en las estatuas en Washington, DC, de Abraham Lincoln y Benito Juárez ante porras de simpatizantes y reclamos de opositores. Por la noche, acudió, junto con su comitiva, entre quienes destacaban Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía, y Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia, a la cena que le ofreció el gobierno estadounidense, a la que también asistieron reconocidos empresarios de ambos países.

El político tabasqueño realiza su primera visita de Estado como presidente de México. Hoy por la mañana regresará a la capital del país en vuelo comercial junto con su comitiva, y será hasta mañana, viernes, cuando informe a los medios de comunicación sus impresiones y balances de esta gira.

Países que nos están viendo