México

¡Que vivan los novios… migrantes!

Se realiza boda civil en estación migratoria del INM entre una mexicana y un colombiano que no tenía documentación que acreditara su estancia regular en México

Revista Protocolo

Ciudad de México, 4 de septiembre de 2020.— Como parte de las responsabilidades del Instituto Nacional de Migración (INM) de atender a la población migrante y garantizar sus derechos humanos, el pasado 28 de agosto se realizó la primera boda civil dentro de la estación migratoria de Tijuana, Baja California, entre un hombre de nacionalidad colombiana y una mujer nacida en México.

Acompañada por un oficial del Registro Civil de la ciudad de Tijuana, la joven mexicana, quien llevaba documentos para el registro del matrimonio, se registró y solicitó su acceso a dicha estación del INM, dependiente de la Secretaría de Gobernación, como lo hacía desde hace más de una semana, donde se formalizó el contrato matrimonial con el hombre colombiano.

La persona migrante comentó que en 2017 ingresó a México como turista y, desde entonces, decidió permanecer en el país de manera irregular, hasta que el pasado 20 de agosto, en el Aeropuerto Internacional de Tijuana, fue requerido en una revisión de rutina y al no presentar documentación que acreditara su estancia regular, fue llevado a las oficinas del INM en esa ciudad, por lo que solicitó su regularización por vínculo familiar y después de la boda pidió continuar su trámite migratorio afuera de la estación de Tijuana, en la oficina de representación más cercana a su domicilio.

La pareja relató que desde hace seis años se conocían y vivían en unión libre y llevaban tres años de residencia en el estado de Jalisco.

El INM garantizó el derecho de las personas para contraer matrimonio civil, tras escuchar y brindar atención a la solicitud del migrante de origen colombiano y su pareja mexicana.

Acerca del autor

Hugo Martínez

Diseño Gráfico

Países que nos están viendo