México

Un halcón, guardián del Metro

El ave sirve para ahuyentar parvadas de palomas en 11 estaciones del STC y previene corrosión en instalaciones

Revista Protocolo

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) realiza acciones de control biológico, basadas en la utilización de un halcón, también conocido como águila de Harris.

El uso del ave tiene como finalidad ahuyentar a las parvadas de palomas que se alojan en las techumbres de algunas estaciones del STC, debido a que los ácidos del excremento de las aves obstruyen los desagües de los techos y generan corrosión de las instalaciones.

Desde mediados del mes de abril de este año, se implementó esta medida en las estaciones Portales de la Línea 2, y Culhuacán, San Andrés Tomatlán, Lomas Estrella, Zapotitlán, Tlaltenco y Tláhuac de la Línea 12; así como en Impulsora, Olímpica, Oceanía y Ciudad Azteca de la Línea B, en las cuales se detectó la presencia cotidiana de parvadas de palomas.

El halcón entrenado ahuyenta a las palomas, quienes de acuerdo a sus hábitos podrían regresar horas más tarde, por ello se diversifican los horarios de este proceso, el cual es una técnica aprobada internacionalmente.

En la última fase de este control, se coloca un “espantapájaros”, que es un símil del halcón, presente en la techumbre, con la finalidad de que las palomas que aún pretendan regresar a la estación noten la vigilancia.

Esta acción se realiza de lunes a viernes, en diferentes horarios y es amigable con el medio ambiente, ya que no implica gases o formas violentas para el desalojo de las palomas. Asimismo, se evitan problemas de salud pública por la acumulación de heces fecales de palomas en techumbres de estaciones.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo