Seguridad

México blindado

La industria mexicana del blindaje en automóviles, prendas de vestir y arquitectura, en el primer semestre de 2019 registró un crecimiento sostenido por el 25 por ciento durante la primera mitad del año

Revista Protocolo

Al concluir el primer semestre de 2019, el Consejo Nacional de la Industria del Blindaje (CNIB) informó que mantiene una gran participación nacional en el rubro de la seguridad privada, y se coloca como la organización líder en el sector, incluso a julio, alcanzó la producción y comercialización del 20 por ciento contra el mismo periodo de 2017 en unidades automotrices con acorazado en diversos niveles, instalaciones estratégicas, casetas, oficinas y hogares, donde se colocaron puertas y cristales balísticos utilizados en el blindaje arquitectónico, más de 500 sets de vidrio blindado para uso automotor, más de nueve mil piezas en blindaje corporal y por último, más de 15 trabajos especiales en blindaje arquitectónico.

A decir de René Rivera Arozqueta, presidente de la Comisión Ejecutiva del CNIB, la industria del blindaje en nuestro país se reinventa todos los días, lo cual le ha permitido a la organización, que agrupa a importantes firmas, colocarse en la mente de los consumidores, pues los productos ofrecidos cumplen o exceden las normas de calidad y respaldo posventa que el cliente necesita.

“El blindaje en sus diversas variantes, se ha consolidado de tal manera que no solo es reconocido por la alta calidad y eficiente comercialización de sus productos, ahora se vincula más con temas de seguridad pública, privada e incluso nacional, incluso nuestros productores o fabricantes asociados están muy atentos de que los clientes cumplan con los criterios de la ley de antilavado de dinero establecidos por la autoridad competente.”

Aseveró que para el CNIB posicionarse en el mercado nacional y extranjero, le obliga a fijarse el compromiso de mantenerse a la vanguardia en investigación y desarrollo tecnológico, buscar y probar nuevos materiales, así como capacitar constantemente y mantener el alto nivel del personal encargado del blindaje de automotores, prendas de vestir e instalaciones estratégicas, oficinas o casas habitación.

Ante este crecimiento de la industria en general, además de las condiciones de inseguridad que permean en el ámbito nacional, el cliente ha desarrollado una interesante cultura de la autoprotección que empieza por su hogar, sigue en su fuente de empleo y termina con su movilidad, por lo que se equipa de diversos artículos de seguridad y el automotor blindado es una parte primordial de esta estrategia.

Respecto al blindaje automotor, las perspectivas del CNIB eran lograr crecimiento del 12 por ciento en todos los niveles al cierre de 2019, pero esta cifra se logró antes de concluir el mes de julio, por lo que al final de diciembre se espera una colocación entre el 20 y 25 por ciento para el mercado interno y externo.

El directivo enfatizó que el 70 por ciento de los compradores de automotores acorazados Nivel III corresponde al sector privado, mientras que el resto lo ocupa el gobierno con los niveles IV, V y VII, que protegen contra impactos de rifles de alto poder y fusiles de asalto.

La Ciudad de México fue la entidad donde se concentró el 60 por ciento de la comercialización por los embates de la delincuencia dispersa, y el resto fue para el interior de la República.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo