Literatura

Propiedad ajena

El mismo día que México perdió Tejas, el coronel del ejército victorioso, Robert Crossman, anuncia a la familia Sámano, una de las fundadoras del estado, que deben fijar su residencia al sur del Río Bravo.

Propiedad ajena
Una historia de amores, desencuentros y traiciones desencadenada por la pasión de una mujer indomable
Berruga, Enrique
Editorial Planeta Mexicana, 2000

El mismo día que México perdió Tejas, el coronel del ejército victorioso, Robert Crossman, anuncia a la familia Sámano, una de las fundadoras del estado, que deben fijar su residencia al sur del Río Bravo.

En ese momento, los resultados de la guerra entre México y Estados Unidos alcanzan un nivel personal, incluso íntimo para los Sámano, quienes se ven obligados a retirarse de las propiedades que ocuparon durante tres siglos.

La negativa de doña Amalia Sámano a acatar esa decisión la lleva a utilizar todos los recursos a su alcance, incluyendo los de la intriga y la seducción, para recuperar sus propiedades en San Antonio. Los contactos de esta mujer indomable con el coronel tejano construyen un secreto que quedará cubierto por el polvo del tiempo durante un siglo y medio.

Así, al cumplirse 150 años de la pérdida de Tejas, una de las descendientes de la familia despojada decide enfrentar sus dudas existenciales viajando por primera vez a la cuna de sus antepasados, para encontrar –como su bisabuela– que las guerras que libran otros terminan siendo las nuestras.

Al aceptar que jamás alcanzará la paz consigo misma mientras no se sumerja en la historia de su familia –que es la de Tejas, la de México y la de Estados Unidos– va a la búsqueda de los descendientes de Crossman y es entonces que ambas familias se estrellan contra el secreto que guardaron el coronel y doña Amalia.

Países que nos están viendo