Embajadas

Argentinos festejan con comida, bebida, música y arte

La Embajada de Argentina en México celebra el 207 aniversario de la Revolución de Mayo

Texto y fotos: Luis Felipe Hernández para la Revista Protocolo Copyright©

Cyrus Chuburu, con sus padres Carola Chuburu y Daniel Chuburu, embajador de Argentina. Foto: Revista Protocolo Copyright©
Cyrus Chuburu, con sus padres Carola Chuburu y Daniel Chuburu, embajador de Argentina. Foto: Revista Protocolo Copyright©

Y como dice la letra del tango “Volver” que universalmente inmortalizara el gran Carlos Gardel: Sentir que es un soplo la vida…

Y así fue, tres horas resultaron insuficientes para que la Embajada de Argentina en México complaciera con tantos atractivos de la nación pampera a sus más de 300 invitados, que ni a pesar del fuerte aguacero que bañó recientemente a la Ciudad de México, ni el partido de ida de la final del torneo de Clausura 2017 de la primera división del futbol mexicano, pudieron dejar de acudir a tan multicultural reunión en el patio principal de la Universidad Claustro de Sor Juana.

A ritmo de tango y rocanrol, al sabor de empanadas y bocadillos con las tradicionales carnes gauchas mezcladas con un suculento vino argentino, y ante las fotografías de paisajes, monumentos y personalidades que han marcado el pasado y presente de Argentina, se vivió una agradable velada con motivo de la fiesta nacional del país sudamericano.

Daniel Chuburu, embajador de Argentina, fue quien encabezó el festejo, siempre mostrando una sonrisa, cuidando en todo momento que se llevara a cabo en orden y complaciendo a quienes solicitaban fotografiarse con él.

La vieja calle donde el eco dijo
tuya es su vida, tuyo es su querer

Imploraban con lágrimas algunos argentinos radicados en México desde hace muchos años, deseando con ansiedad el volver a su patria querida, la que tuvo en Eva Perón a su máxima líder política, la que engrandeció al ver triunfar a su selección de futbol de la mano de Mario Alberto Kempes en 1974 y Diego Armando Maradona en 1986, la que reflexiona con la filosofía de Jorge Luis Borges o Julio Cortázar, la que baila a ritmo de tango con la incomparable voz de Carlos Gardel, la que le implora a Dios con el papa Francisco, la que come un delicioso bife y un cocido churrasco, la que pasea un domingo en la Plaza de Mayo de Buenos Aires o se impresiona con la belleza de las Cataratas de Iguazú, y la que se ha hermanado a México gracias a su arte, gastronomía y cultura.

Ya lo dijo Andrew Lloyd Weber en su musical Evita: “No llores por mí Argentina, mi alma entera está contigo, mi vida entera te la dedico, mas no te alejes… te necesito”.

Revista Protocolo

Palabras clave

Países que nos están viendo

Suscribete al Boletin